Papilleros: ¿Cómo se debe dar la papilla?

Papilleros: ¿Cómo se debe dar la papilla?

En nuestros hogares son cada vez más frecuentes las aves papilleras, sean loros, agapornis, periquitos, ninfas, tórtolas u otras especies. Es vital saber dar la papilla correctamente en los pollos, pues es como estar tratando con un bebé de muy pocos meses.

 Alejandro Martín Autor Alejandro Martín azureus

 

 

 

 

En este pequeño artículo y en el vídeo queremos informarte de todo lo que tienes que saber a la hora de darle la papilla a tus papilleros para evitar disgustos. En nuestra clínica veterinaria hemos oido auténticas “perlas” sobre cómo se debe de dar la papilla en las aves (y creemos que son fallos bastante graves que además tienen sencillas soluciones).

¿Te gustaría saber qué es lo que hay que hacer y los falsos mitos que hay pululando por el universo acerca de criar pollos? Pues vamos manos a la obra.

Darle la papilla a un pollo de manera incorrecta solo te traerá quebraderos de cabeza y puede acabar en patologías graves. Sigue estos sencillos consejos y sacarás adelante a tus papilleros de manera segura. 

Perla número 1:

Los papilleros solo comen 3 veces al día…

Pues no. Los papilleros no comen solo 3 veces al día (solo los que están a punto de destetarse, y ni esos si me apuras). Si alguna vez criáis loros, fijaros en su comportamiento, es rara la pareja de progenitores que no alimentan a sus pollos al menos 7-8 veces al día (como mínimo). Estas pautas suelen darse más por comodidad que por otra cosa (pero una cosa es que sea cómodo y otra muy distinta es que al pollo le venga bien). ¿Quién se lleva un pollo a casa si le dicen que tiene que estar pendiente de él cada 2 horas? ¿Y si le dicen que solo tiene que atenderlo 3 veces por día?

 

Perla número 2:

Llena el buche hasta que deje de pedir comida (o hasta que reviente… ¿por qué no?)… 

Si sigues este consejo, tendrás un pollo muerto más pronto que tarde. Los pollos papilleros que están bien de salud se caracterizan por querer papilla a todas horas. Y los hay muy glotones que nunca dejan de pedir. Llenar el buche en exceso solo trae consigo problemas.

Perla número 3: 

Si los pollos ya tienen plumas, no necesitan ningún tipo de calor o cuidado específico…

Vale, totalmente de acuerdo, si estamos en verano a 30 ºC o si vives en el Caribe. Si no se da ninguna de estas circunstancias, lo siento, pero tienes que suplementar calor. Y además durante las primeras semanas tienes que esforzarte porque el calor sea constante y continuo, y a una temperatura regulada, que habrá que ir bajando paulatinamente a medida que el pollo crece.

¿Vas a comprar un papillero? ¡Cuidado! Lleva asociados unos gastos extras que muchas veces obviamos. Anda que no hemos visto veces en nuestra clínica veterinaria propietarios que se gastan más de 1000 € en un loro papillero y luego intentan ahorrar comprando papilla de dudosa calidad. ¿Te imaginas el resultado, verdad? Ya te lo adelanto… nada bueno. 

Normas a la hora de preparar la papilla:

Sobre todo cuando se es primerizo, preparar la papilla hay veces que es una auténtica odisea y le surgen a uno mil dudas. ¿Estaré preparándola muy densa? ¿o muy líquida? ¿Estará fría? ¿o demasiado caliente? Aquí van una serie de consejos:

Es muy importante durante la crianza de los pollos pesarlos a diario. En la foto podéis ver a un pollo de Amazonas de casi 3 meses colocado en la báscula especial que tenemos para pesar a los loros. Con la percha es super sencillo que se estén quietos ;)

Es muy importante durante la crianza de los pollos pesarlos a diario (ojo, antes de darle la toma de papilla). En la foto podéis ver a un pollo de Amazonas de casi 3 meses colocado en la báscula especial que tenemos para pesar a los loros. Con la percha es super sencillo que se estén quietos 😉

  • Nunca calientes la papilla preparada al microondas. JAMÁS. Si lo haces, te expones a tener úlceras en el buche porque alguna parte se caliente demasiado y queme la delicada mucosa interna del buche de tu papillero. Y prepárate, porque casi el 100 % de ellas requieren cirugía y no hay garantías de si se podrá recuperar del todo. Puedes calentar el agua CUIDANDO MUCHO que la temperatura sea la adecuada ANTES de mezclarla con la papilla.

 

  • Utiliza papilla de buena calidad. Por favor, la alimentación es clave y tu papillero está creciendo. Hay que gastarse los cuartos en una buena papilla. Nosotros en la clínica solo recomendamos Harrison’s. ¿Por qué? Por que es la mejor nutricionalmente hablando desde nuestro punto de vista y es con la que mejores resultados vemos en la clínica. Que es cara, pues sí, pero es que es fabulosa. ¿Cuántas veces hemos visto que alguien se gasta 1000 € en un pollo de guacamayo y luego racanea en la alimentación, intentando encontrar la papilla más barata? ¿Estamos locos? Estos gastos hay que tenerlos previstos antes de adquirir un papillero. ¿Quieres comprarte un ferrari y meterle gasoil de tractor? Pues mal vamos…

 

  • La temperatura correcta para la papilla sería de 35-37 ºC aproximadamente. ¿Y cómo mido eso exactamente en la papilla? Pues te voy a dar un truco muy fácil, mírate tu muñeca por tu parte interna, donde solemos cogernos el pulso. Verás que ahí la piel es mucho más fina que en otros sitios. Ponte un poco de papilla en esa zona encima de la piel. Si notas alguna diferencia de temperatura con tu piel (si sientes frío o calor), lo siento mucho, pero está mal hecha. Reajusta la temperatura hasta que sientas que no notas ningún cambio de temperatura cuando pongas la papilla sobre tu piel. ¿Fácil, verdad?. Pues seguimos.

 

  • No utilices recetas caseras para las papillas, compra una bien formulada. Es cierto que para ciertas especies las papillas hay que elaborarlas. Si tienes una especie “rara” (frugívoros, insectívoros estrictos, touracos, etc.., este consejo te lo puedes saltar). Si tienes un agapornis, una ninfa, un periquito, un amazonas, un yaco, un guacamayo, un eclectus, un caiqué… no te saltes este consejo por favor. Puedes darle pequeños extras, pero procura que la papilla base sea de una buena marca. Ya lo sabes, nosotros de papillas solo recomendamos Harrison’s.

 

  • Y cuando lo destetes, por favor, utiliza pienso compuesto, no utilices semillas ni panizo. La salud de tus aves te lo agradecerá.

 

Esperamos que todos estos consejos te sean de utilidad, y que tú pequeño papillero crezca sano, fuerte y sin contratiempos para que disfrutes de él muchos años. Porque es increíble lo que se puede llegar a querer a estos pequeñines alados (y a los no tan pequeñines) 🙂

 

En nuestra clínica veterinaria Azureus vamos a seguir trabajando por intentar ofreceros estos consejos y para que los peques que sufren estos problemas salgan adelante y disfruten una buena vida, eso sí, con pienso compuesto como alimento 😉

 

¡Qué tengáis un día excelente!

 

 


También te puede interesar

10 enero, 2018 Clínica veterinaria, Exóticos , , ,